Educar en el buen uso de la agenda escolar.

Durante la etapa educativa, los alumnos deben adquirir dos competencias fundamentales: saber organizarse y planificar el trabajo. La agenda escolar es la herramienta más adecuada para conseguirlo, por ello se hace imprescindible educar en el buen uso de ella.

Además, la unificación de la agenda, para todos los alumnos la misma, y el hecho de que se use de manera colectiva por toda la clase, como cuando se abre el libro de matemáticas o el de lengua, introduce a los alumnos en técnicas de organización, que son muy útiles durante toda la etapa escolar.

En este artículo encontrarás una guía para alumnos, padres y profesores orientada a enseñar las funciones principales de la agenda escolar y cómo sacarle el máximo rendimiento para ayudar en el éxito del curso académico.

¿Cuándo debe empezar a usarse la agenda escolar?

En cuanto al nivel educativo, desde segundo de Primaria los alumnos empiezan a tener deberes para casa. Al ser todavía poco autónomos a la hora de planificar sus tareas, poder apuntar sus deberes y fechas de exámenes, en un lugar específico y de forma continuada, es una ventaja tanto para los escolares como para sus padres.

Partiendo de este nivel, hasta los últimos cursos de Bachillerato, es recomendable contar con la agenda desde el mismo inicio del curso escolar. No obstante, para los alumnos de Primaria en particular, es interesante que se pueda tener la agenda unos días antes. De esta forma, tanto alumnos como padres podrán ojearla y empezar a familiarizarse con ella, ya que cada curso el diseño y los contenidos podrán ser distintos.

Por otra parte, aconsejamos que en la primera reunión entre profesores y padres se dedique un espacio a hablar de la agenda. Será el momento de comentar los diferentes apartados, hablar del uso que deben hacer de dichos apartados, así como de establecer un compromiso de hacer un seguimiento de todas las partes implicadas.

Objetivos específicos de educar en el uso de la agenda

Adquirir hábitos de organización, planificación y autocontrol del trabajo y el estudio es el fin principal de educar en el uso de la agenda escolar. A continuación indicamos cuáles son los objetivos concretos que deben considerarse en el uso de la agenda escolar.

Objetivos para alumnos:

  • Utilizar la agenda a diario.
  • Planificar el calendario de trabajo y/o estudio.
  • Organizar el horario de trabajo y/o estudio.
  • Controlar personalmente que se cumplen las tareas apuntadas.
  • Habituarse a anotar la información que pueda interesar: fechas de exámenes, entrega de materiales o trabajos, excursiones o actividades especiales.

Objetivo para las familias:

  • Informarse sobre las actividades del niño.
  • Agilizar la comunicación con los profesores sobre cualquier tema de interés.
  • Avisar sobre retrasos, permisos o ausencias.
  • Disponer de los datos del centro, tutor/a, horarios de visita, etc.
  • Ayudar a coordinar esfuerzos en el desarrollo del proceso de enseñanza – aprendizaje.

Objetivo para profesores:

  • Enseñar a los alumnos hábitos de organización y planificación.
  • Ayudar a coordinar esfuerzos en el desarrollo del proceso de enseñanza – aprendizaje.
  • Facilitar la comunicación con las familias.
  • Servir de medio de transporte y control de circulares o escritos del Centro Educativo a los padres.

¿Qué se puede anotar en la agenda?

  • Deberes diarios.
  • Trabajos a realizar.
  • Fechas de exámenes.
  • Fechas de entrega de trabajos.
  • Fechas de evaluaciones.
  • Periodo de vacaciones.
  • Festividades o celebraciones del centro.
  • Actividades escolares y/o extraescolares.
  • Teléfonos y direcciones de compañeros.
  • Datos del centro, tutor/a, horario de visitas, etc. que puedan ser de interés.
  • Cualquier cosa que interese recordar.

¿Cómo hacer las anotaciones en la agenda escolar?

Para que la agenda escolar cumpla su función de modo eficaz, es necesario que el estudiante aplique pautas específicas en su uso. Es necesario que el estudiante anote con precisión toda la información importante:

  • Cuando mandan ejercicios, hay que anotar la página, número y tema al que corresponde.
  • Si hay que realizar un trabajo se debe indicar la fecha de entrega, el tema y especificaciones dictadas por el profesor (extensión, forma de presentación, etc.).
  • En el caso de que la tarea consista en estudiar, se requiere que se puntualice si es “aprender de memoria” o trabajar sobre el tema con esquemas, resúmenes y otras técnicas de estudio.

Personalización

Para finalizar este artículo, queremos indicar una última recomendación. Se trata de la personalización de la agenda escolar.

Ya sea por centro educativo, por niveles de estudios, o incluso por clases de alumnos, personalizar la agenda aporta un valor añadido que resulta muy atractivo.

Esta personalización puede hacerse en la portada y contraportada, con el nombre del centro, fotografías, o incluso diseños hechos por los propios alumnos. También se puede realizar la personalización del interior, disponiéndose la parte central a semana vista o con dos días por página. El uso de los colores y apartados específicos para información adicional proporcionará los extras que sean de mayor interés para el grupo.

Otras entradas relacionadas:

Cómo personalizar la contraportada de la agenda escolar.

Normalmente, lo primero que se ve al coger una agenda escolar es la portada. Pero a veces, hay quienes por hábito o costumbre, prefieren empezar la agenda por el final. En estos casos, la contraportada es la protagonista de la agenda y bien va a merecer un diseño...

Planificar el estudio con la ayuda de la agenda escolar.

Planificar el estudio es una tarea fundamental para que los alumnos alcancen el éxito en sus exámenes y trabajos. Una buena herramienta para ayudarles a conseguirlo es la agenda escolar, que gracias a sus distintos apartados para organizar la información de cada...

¿Necesitas una Agenda Escolar Personalizada? Mira nuestras ofertas.