La agenda escolar como medio para mejorar la comunicación entre el colegio y la familia.

La agenda escolar es un medio perfecto para mejorar la comunicación entre el colegio y la familia, en este artículo te mostramos cómo sacarle el máximo partido a esta herramienta.

En la serie de artículos que estamos publicando con ideas para mejorar el uso de la agenda escolar hemos tratado distintos temas que se centran en cómo pueden sacarle el mayor provecho los alumnos y profesores.

Sin embargo, el proceso educativo puede comprenderse desde una perspectiva sistémica. Así, aparte de los protagonistas centrales, es decir, los educadores y los estudiantes, existen agentes periféricos que, aunque fundamentales para el adecuado funcionamiento del proceso, muchas veces son los menos tenidos en cuenta. Estamos hablando del centro como entidad, representado por el personal directivo, de administración y servicios; y los familiares de los alumnos, principalmente, los padres y tutores.

Nuestra propuesta básica de utilizar la agenda escolar como la herramienta que vertebra todo el proceso educativo y permite la comunicación entre todos los actores implicados, también se extiende a facilitar la relación entre el colegio y la familia. Como algunas páginas de la agenda se pueden personalizar, es muy fácil adaptar su uso a los aspectos que sean de mayor importancia, tanto para mejorar la comunicación entre el centro educativo y los padres de los alumnos.

A continuación, vamos a proponer distintas ideas para utilizar la agenda escolar con este propósito.

Facilitar los datos de contacto.

Es de enorme utilidad que una de las páginas de la agenda esté dedicada a que los familiares del alumno tengan información sobre los datos de contacto más relevantes. Aquí es imprescindible incluir los teléfonos de conserjería y secretaría y la dirección postal del centro. Pero también pueden incluirse un listado con los correos electrónicos de la dirección y jefatura de estudios, del responsable de orientación psicopedagógica y de los tutores de cada curso. Se pueden indicar incluso algunas recomendaciones a la hora de escribir el correo electrónico, como escribir con claridad el asunto, identificase a sí mismo tanto el familiar que escribe como al estudiante sobre el que trata la comunicación y hacer un uso correcto del lenguaje, sin insultar y precisando la demanda o la respuesta que se espera de esta comunicación.

La agenda escolar como medio para mejorar la comunicación entre el colegio y la familia.

Información sobre la estrategia educativa.

Si el centro tiene definidos una orientación educativa o unos objetivos estratégicos precisos para el curso escolar, sería de mucho valor comunicarlos claramente a la familia. Sobre todo cuando estos objetivos transversales pueden requerir la colaboración por parte de las personas que conviven con el alumno. La práctica de una alimentación saludable, la erradicación del acoso escolar o el desarrollo de intereses culturales son objetivos que pueden nacer dentro del centro educativo pero que deben contar con el firme respaldo de las familias para que tengan éxito.

Derechos y deberes de los padres y tutores.

Un resumen que facilite la comprensión de qué es lo que el colegio espera de la familia, y qué puede esperar la familia del centro, siempre ayuda.

Orientaciones pedagógicas para el trabajo en casa.

Unas instrucciones claras para mejorar el rendimiento del trabajo extraescolar de los estudiantes también supondría un buen uso de estas páginas de la agenda escolar. Nunca viene mal reforzar el conocimiento de cuestiones clave como el establecimiento de horarios para estudiar en casa y disponer de un ambiente de estudio libre de distracciones.

Comunicar ausencias y justificar las faltas de asistencia.

Nuestro diseño de agenda escolar incluye secciones dedicadas a la comunicación de próximas ausencias y la justificación de faltas de asistencia. Estas faltas de asistencia son valoradas de forma general en la evaluación trimestral y son de relevancia para todos los profesores. Poder contar con la agenda como principal medio para la justificación de faltas, permite que los justificantes no sean extraviados y que cualquier profesor pueda conocer el motivo de la ausencia, por si afecta a los procesos de evaluación y el estudiante debe repetir exámenes.

Con estos hábitos, la agenda escolar puede convertirse en la solución óptima para mejorar la comunicación entre el colegio y la familia.

Otras entradas relacionadas:

Cómo personalizar la contraportada de la agenda escolar.

Normalmente, lo primero que se ve al coger una agenda escolar es la portada. Pero a veces, hay quienes por hábito o costumbre, prefieren empezar la agenda por el final. En estos casos, la contraportada es la protagonista de la agenda y bien va a merecer un diseño...

Educar en el buen uso de la agenda escolar.

Educar en el buen uso de la agenda escolar.
Durante la etapa educativa, los alumnos deben adquirir dos competencias fundamentales: saber organizarse y planificar el trabajo. La agenda escolar es la herramienta más adecuada para conseguirlo, por ello se hace imprescindible educar en el buen uso de ella.

¿Necesitas una Agenda Escolar Personalizada? Mira nuestras ofertas.