La educación en valores con la agenda escolar.

En todos los ámbitos educativos se está hablando cada vez más de la importancia de la educación en valores. Nosotros creemos que la agenda escolar puede ser una herramienta vertebradora que la desarrolle de forma práctica, para que no quede sólo en una declaración de intenciones.

Con los usos de la agenda escolar que proponemos, los valores del centro, de los profesores y del alumnado estarán presentes de forma consciente en el día a día escolar. Pero, antes de explicar estas buenas prácticas, es necesario que precisemos en qué consiste la educación en valores.

Los valores a veces son confundidos con otros elementos como las normas o la ética, pero no son exactamente lo mismo. Las leyes establecen un marco que no puede ser excedido y, en base a ellas, se establecen la mayor parte de las normas del colegio que afectan a la convivencia y las relaciones del centro con los estudiantes y las familias. Esto hace que muchas normas sean percibidas como limitaciones o prohibiciones y que no se genere una motivación por conocerlas y profundizar en su significado.

Los fundamentos morales y el enfoque ético del centro, están mucho más relacionados con los valores, pero tampoco son lo mismo. Los valores saldrán de la reflexión ética que desarrolle la dirección educativa, pero no todos los aspectos y matices de esta reflexión podrán ser traducidos en valores específicos.

Y es que los valores, por sí mismos, no son una orientación ética o un punto de vista sobre el mundo. Los valores son elementos sustantivos, que pueden ser buscados, alcanzados, mantenidos y defendidos. Pueden ser materiales o inmateriales, pero son cosas que se pueden tener.

El silencio, o la ausencia de contaminación acústica, es un valor material que puede medirse en decibelios. El respeto, sería un valor inmaterial y complejo, pero que también se puede ganar o perder. Y la salud, por poner otro ejemplo, sería un valor que combina aspectos materiales, como el daño físico, e inmateriales, como el bienestar psicológico.

Los valores, una vez definidos, pueden ser jerarquizados y priorizados. Una escala de valores bien desarrollada, de la que toda la comunidad educativa sea consciente, es una herramienta de enorme utilidad.

La agenda escolar puede servir como vehículo para la comunicación y la práctica de una educación en valores en el centro educativo. Vamos a proponer tres prácticas que pueden desarrollarse con la agenda escolar.

1º.- Comunicar de manera eficaz los valores del centro educativo.

Las páginas iniciales de la agenda escolar permiten ser personalizadas. En este espacio, es habitual presentar las normas del centro. Pero estos textos suelen ser muy extensos y, aunque necesarios, despiertan poco interés tanto en los estudiantes como en sus familias.

Nuestra recomendación es que se aprovechen nuestros servicios de diseño gráfico, incluídos en la personalización de estas páginas, para crear formatos de comunicación mucho más visuales. Si los valores del centro educativo se expresan de forma clara y su posición informa de la jerarquía de estos valores, se va a conseguir transmitir de forma mucho más eficaz aquellos elementos objetivos que el equipo educativo intenta alcanzar con su trabajo.

Esta página de la agenda podría servir de contenido para la primera reunión que mantiene cada tutor con las familias de los estudiantes a principios del curso. Además, podría aprovecharse el diseño para producir carteles que los estudiantes podrían colocar en su espacio de estudio y el centro podría tener en los pasillos.

2º.- Realizar dinámicas para integrar los valores individuales de profesores y estudiantes.

La mejor manera de hacer que los alumnos interioricen los valores del centro es que los integren con sus propios valores personales. Con la ayuda de los profesores, se pueden realizar dinámicas en las que los estudiantes expresan qué cosas son importantes para ellos. Aquellos valores que sean compartidos por el mayor número de estudiantes se colocarán en primer lugar en una escala de valores propia de cada grupo.

El profesor también planteará cuáles quiere que sean los valores para su clase, en general. Y ambas listas se integran con los valores del centro en nuevo grupo de valores, adaptado al carácter de cada clase. En esta combinación de los valores de los estudiantes, los profesores y el centro es importante que los alumnos se sientan partícipes y que sus criterios para crear esta nueva jerarquía de valores sean tenidos en cuenta.

Este tipo de actividad permite una reflexión profunda sobre los valores del centro y es una excelente dinámica práctica para la educación en valores. Además, hacer conscientes a los alumnos de sus propios valores es muy relevante. Pero lo más importante es la jerarquización. Es a la hora de decidir qué valores son más importantes que otros donde de verdad se asimilan los valores compartidos por toda la comunidad educativa.

El espacio en blanco del final de nuestra agenda escolar permite que esta dinámica sea recogida por cada alumno en su propia agenda. Al escribir esta nueva escala de valores, se facilita su asimilación y recuerdo por parte del estudiante y se mantiene como recurso visible para que siga presente durante el resto del curso escolar.

3º.- Reforzar día a día la práctica de los valores más relevantes.

La agenda, como recurso educativo transversal, puede ser el soporte sobre el que registrar, medir y valorar la práctica cotidiana de los valores, valga la redundancia.

La hora semanal de tutoría podría tener una parte dedicada a la revisión de los valores. De forma anticipada, se puede reservar un espacio de cada día de la agenda para uno de los valores más relevantes. Y se les propondría a los estudiantes que se midiese de qué forma consideran que se está llevando a la práctica ese valor.

Si el registro y medición de la práctica de valores se considera como parte de la evaluación general de los estudiantes, con capacidad de influir en las notas del trimestre, se conseguirá la motivación suficiente para que la mayoría de los alumnos participen en esta dinámica.

Semana tras semana, se recogen las valoraciones de los estudiantes. Con la ayuda de hojas de cálculo, se pueden agrupar las valoraciones y tener una imagen general de cómo se practican los valores.

Un ejemplo práctico consistiría en que los alumnos valoraran del uno al cinco cómo se han sentido de respetados. Si se han recibido insultos o se ha sido víctima de acoso escolar, se puede poner una puntuación baja. Si se han sentido respetados y valorados por los compañeros y profesores, se puede poner una puntuación alta. Cada semana, se pueden establecer objetivos para intentar mejorar la valoración media de la clase, ya sea aumentando el apoyo de aquellos alumnos que se sienten menos respetados o propiciando dinámicas grupales de reconocimiento mutuo.

El uso sistemático de la agenda escolar puede ser una herramienta muy potente en la prevención de algunos de los problemas más graves que están afectando actualmente a los estudiantes, como el acoso escolar o la desmotivación.

En Imprenta Las Nieves, nos preocupamos porque nuestras agendas escolares sean útiles. Por eso, seguiremos ofreciendo consejos para que padres y profesores les puedan sacar el máximo provecho.

Si te ha gustado este artículo, te agradeceríamos mucho que lo compartieras con otras personas a las que pienses que les puede interesar.

Otras entradas relacionadas:

Cómo personalizar la contraportada de la agenda escolar.

Normalmente, lo primero que se ve al coger una agenda escolar es la portada. Pero a veces, hay quienes por hábito o costumbre, prefieren empezar la agenda por el final. En estos casos, la contraportada es la protagonista de la agenda y bien va a merecer un diseño...

Educar en el buen uso de la agenda escolar.

Educar en el buen uso de la agenda escolar.
Durante la etapa educativa, los alumnos deben adquirir dos competencias fundamentales: saber organizarse y planificar el trabajo. La agenda escolar es la herramienta más adecuada para conseguirlo, por ello se hace imprescindible educar en el buen uso de ella.

¿Necesitas una Agenda Escolar Personalizada? Mira nuestras ofertas.